Manufactura Sustentable

manufactura-sustentable-800x335

En el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) encontrarás una lista completa de estudios de casos sobre manufactura sustentable. Estas son empresas que redujeron el consumo de energía, el uso de agua y aumentaron el uso del reciclaje. El altruismo puede haber jugado un buen papel, pero en su mayor parte la motivación fue muy simple: mejorar la eficiencia, reducir los costos y preparar sus negocios para el futuro.

La reducción de residuos no es una moda

El Departamento de Comercio de EE. UU. usa esta definición: "La creación de productos que usan procesos que minimizan los impactos ambientales negativos, también conservan energía y recursos naturales, son seguros para los empleados, las comunidades, los consumidores y son económicamente viables".

Si eres un fabricante, puedes preguntar qué hay de nuevo en eso. Los fabricantes responsables siempre han priorizado esas áreas, aunque la "sostenibilidad" aporta un enfoque adicional al diseño de productos "verdes".

La reducción de desechos ha sido por mucho tiempo una prioridad en manufactura

Henry Ford no inició el impulso de la industria manufacturera para obtener una mayor eficiencia, pero ciertamente le dio un empujón en esa dirección. Junto con expertos en eficiencia como los Gilbreth, Ford se esforzó por eliminar el desperdicio en la producción. Después de la Segunda Guerra Mundial, Toyota tomó el relevo y desarrolló el Sistema de Producción de Toyota, un importante precursor de lo que comúnmente hoy se le conoce como Lean Manufacturing.

Lean Manufacturing trata de identificar y eliminar sistemáticamente el desperdicio. Impulsa a los fabricantes a maximizar el valor que extraen de cada recurso: materiales, energía, espacio y personas. Toyota hizo de esto una prioridad porque los recursos naturales eran escasos en el Japón posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Hoy observamos el consumo de recursos a través de un lente diferente: el de la sostenibilidad. Los fabricantes miran la sostenibilidad porque quieren:

  • Costos más bajos a través de una mayor eficiencia.
  • Anticipar y mitigar el impacto de las futuras normas ambientales y de seguridad.
  • Responder a las demandas actuales de los clientes y mostrarles a los clientes potenciales su compromiso de fabricación responsable.

Más enfoque en el producto

La fabricación sostenible va más allá de Lean Manufacturing, va directamente a la imagen del producto. La importancia en los desechos y el impacto ambiental es más amplia en estos tiempos. Sin embargo, nuestro interés aquí es más en las operaciones de fabricación que en el diseño del producto.

Ejemplos del mundo real

Las manufactureras en todo el mundo están haciendo grandes progresos para mejorar la sostenibilidad. Si todavía no estás en ese camino, ¡algunos de tus competidores probablemente sí lo estén!

Eficiencia energética

Los fabricantes de semiconductores usan grandes volúmenes de aire comprimido y bombean grandes cantidades de agua. Una planta en Austin, Texas, llevó a cabo un estudio para identificar oportunidades de ahorro de energía en estas áreas. Después de implementar varios proyectos de mejora, redujeron el consumo anual de electricidad y gas en 28 millones de KWh y 26,000 millones de BTU, respectivamente. Los ahorros anuales totalizaron más de $ 2 millones de dólares.

En otro ejemplo, un fabricante de puertas corredizas automáticas trabajó con la Universidad Estatal de Carolina del Norte para identificar oportunidades de ahorro de energía. Mediante una combinación de mejoras de iluminación y cambios en sus sistemas de aire comprimido, encontraron ahorros de $ 25,000 por año.

Reciclaje

Muchas fábricas envían productos de desecho a los vertederos. Una manera de reducción es aumentar los rendimientos, otra es reciclar más. Un fabricante de componentes de vidrio para la industria automotriz, con sede en Indiana, encontró formas de reciclar el vidrio desechado, fibra de vidrio y cloruro de polivinilo en lugar de enviarlo a la basura. Esto dio como resultado ahorros de más de $ 360,000 dólares. Por cierto, la planta también está certificada según la norma de gestión ambiental ISO 14001.

Menor consumo

Los productos químicos pueden convertirse en un problema para los fabricantes de muchas maneras. A menudo plantean riesgos de salud y seguridad. De igual manera, las emisiones al agua o al aire circundante pueden causar daños duraderos al ecosistema, a los trabajadores de las fábricas y a los residentes locales. Una empresa del Reino Unido en la industria de la construcción utilizaba 164 toneladas de solventes al año que eran difíciles de manejar. Un esfuerzo concreto de R&D (Research and Development) identificó oportunidades tanto para la sustitución como para la reducción del consumo. Esto redujo el uso a sólo 24 toneladas por año y evitó el costo de actualizar los equipos eléctricos para cumplir con los estándares de protección contra incendios.

Avanzando hacia la sostenibilidad

Al igual que la adopción de Lean Manufacturing, la fabricación sostenible se trata del viaje no del destino. Si bien el compromiso de la gerencia es esencial, es más util hacer uso de las tecnologías disponibles. Los sensores inteligentes, la conectividad ubicua, el análisis avanzado y la informática avanzada, en otras palabras, el Internet de las cosas (IoT), son la clave. Los fabricantes con visión en el futuro ya están poniendo estas tecnologías a trabajar, mientras que otros están investigando apenas su potencial.

Quizás identifiques el IoT como fabricación inteligente o lo vincules directamente a la Industria 4.0. Quizás hayas oído hablar de él, pero no estás seguro de qué puede hacer por ti. Sea cual sea el punto en el que te encuentres, echa un vistazo a nuestro documento: "No importa cómo lo llames; Industria 4.0 significa fabricación en transición".

Por QAD | 12/dic/2018 | IoT, Manufactura | 0 Comentarios